Prótesis fija y removible

Una prótesis dental es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias.
El objetivo básico de la prótesis es recuperar la funcionalidad de la boca es decir poder masticar eficazmente y una habla adecuada.
Existen diferentes tipos de prótesis:
Fijas: coronas y puentes.
Removibles: parciales o completas.
El profesional encargado de diseñar, elaborar y fabricar estos aparatos o elementos artificiales es el protésico dental, que realiza su trabajo en un laboratorio dental recibiendo las indicaciones del odontólogo.