El acto médico más conocido de esta especialidad es la extracción de aquellas las muelas del juicio (cordales) que, por su complejidad y, con el fin de evitar posibles riesgos asociados,  se hace necesria su extracción a través de técnicas quirúrgicas. Otras interveciones son: regeneraciones óseas y de tejidos blandos, extracciones de quistes, cirugías maxilares, intervenciones reparadoras por traumatismos, como parte de un tratamiento de ortodoncia, etc.