FAQ

Preguntas frecuentes en Odontología


Me sangran las encías cuando me cepillo los dientes. ¿Es normal? ¿Qué tengo que hacer?

Una encía sana no sangra y si lo hace es porque está infamada. Técnicamente se conoce como Gingivitis y generalmente está asociada a la acumulación de placa bacteriana (sarro), provocada por un cepillado insuficiente i/o deficiente. Ante esta situación hay que acudir sin demora alguna a nuestro dentista, puesto que una Gingivitis no tratada puede evolucionar a Periodontitis (conocida popularmente como piorrea) y ésta es una patología que puede tener con consecuencias irreversibles para la vida de nuestros dientes.

Mi boca huele mal. ¿A qué es debido? ¿Tiene solución?

El mal aliento o halitosis puede ser debido a alteraciones gastrointestinales y/o bucales. Dentro de las causas bucales, la acumulación de placa bacteriana o sarro, la presencia de piezas dentales con caries o alguna infección, son las más frecuentes. Ante esta situación siempre hay que acudir al dentista para que determine el origen del problema y oriente en la solución del mismo.

Tengo los dientes oscuros. ¿Se pueden aclarar? 

Se tiene que estudiar el caso de manera individual dado que las causas pueden ser diversas. Actualmente existen diferentes técnicas de blanqueamiento que permiten, prácticamente en el 100% de los casos, conseguir unos tonos más claros. En alguna ocasión se puede presentar un cierto grado de sensibilidad que desaparece al dejar el tratamiento.

Implantes: ¿Son para toda la vida?

Ninguna persona tiene asegurado que sus propios dientes le duren toda la vida. Dicho esto, las estadísticas demuestran que un implante que trabaja correctamente en boca porque está colocado en la posición idónea y su tamaño es el adecuado para la carga que tiene que soportar, tiene una durabilidad superior a la vida natural de un diente. Los implantes, del mismo modo que los dientes propios, requieren cepillado diario después de cada comida, higienes semestrales o anuales en clínica y visitas de control y seguimiento del dentista como mínimo una vez al año.

¿Duele la colocación de un implante? ¿Es compleja la intervención?

Como el resto de tratamientos odontológicos, la colocación de un implante se realiza con anestesia local y en ningún caso se siente dolor. Actualmente la implantología ha evolucionado mucho y la intervención es un procedimiento fácil, siempre y cuando el profesional que realiza el acto disponga de los conocimientos, instrumentos, técnicas y experiencia adecuadas.

¿Se pueden colocar implantes en cualquier edad?

Los implantes se pueden colocar en los jóvenes cuando han completado totalmente su desarrollo físico, normalmente a partir de los dieciséis años en las mujeres y dieciocho en los hombres. En los adultos no existe ninguna contraindicación por razón de edad.

No tengo suficiente hueso. ¿Hay alguna solución?

Si, actualmente existen diferentes técnicas de regeneración ósea que permiten que todo el mundo pueda sustituir los dientes perdidos con implantes. Es clave que el profesional tenga una amplia experiencia y exhaustiva formación, para realizar un buen diagnóstico previo que permita escoger la mejor técnica en cada caso.

Pruebas radiológicas: ¿realmente son necesarias?

Es una herramienta básica que junto con la exploración y otros instrumentos, asegura que el diagnóstico es completo y preciso. Sólo con las pruebas radiológicas se pueden detectar las caries interdentales, el estado del hueso, la proximidad de alguna raíz cerca de un nervio principal, etc.

Estoy embarazada. ¿Puedo ir al dentista?

Sí, precisamente por el incremento de riesgo de adquirir alguna enfermedad bucodental, debido a los cambios que provoca el estado de gestación. Es muy recomendable que las mujeres embarazadas visiten durante este periodo a su dentista para recibir la información precisa y las pautas a seguir. En el caso de necesitar una prueba radiológica existen diferentes métodos que eliminan el posible riesgo asociado a la prueba.

¿A partir de qué edad tenemos que llevar a los niños al dentista?

A partir de los tres años es importante iniciar visitas regulares de control y seguimiento para poder detectar posibles caries, enseñar técnicas de cepillado y controlar la posición y el espacio de los dientes de leche cara a facilitar la erupción de la dentición definitiva.

¿Se tienen que tratar las caries en los dientes de leche?

Un si rotundo. Porque no hacerlo puede tener consecuencias en la dentición definitiva.

La ortodoncia ¿es tanto para niños como por adultos?

Sí. Dado que la ortodoncia se ocupa de solucionar tanto problemas estéticos como funcionales, la edad no determina la necesidad de este tratamiento. Hay casos documentados de personas que con más de 70 años se han decidido por esta solución.